Hoy jugamos el último partido de liga con los nervios a flor de piel todo el partido. Empezamos perdiendo  empatamos nos volvieron a meter , volvimos a empatar y en los últimos minutos marcamos un gol

que nos hizo soltar toda la adrenalina que teníamos dentro y tanto en el campo como en la grada todos los Menicenses se vieron invadidos por una sensación de "objetivo conseguido" y alegría que

nos colocó para el año que viene en Preferente como este año, mientras veíamos como era el Santillana el que se unía al club de los que descendían. Felicidades chavales salíais exhaustos del partido, pero

con la victoria y la permanencia para el Miengo.